drogasMérida, Yuc., a 27 de diciembre de 2014.-Un joven que “toreaba” vehículos bajo los efectos de las drogas, causó ayer preocupación entre los cientos de personas que abarrotaron el centro de la ciudad.
Además del espectáculo poco agradable, el joven puso en riesgo su vida al caer en medio del pavimento justo en el momento en que pasaban dos vehículos cerca de él.
Los hechos ocurrieron a las 14 horas, en la calle 62 entre 65 y 67, cuando el sujeto, que no pudo identificarse apareció en esa arteria con espuma en la boca.
El muchacho dio tumbos y se colocó en medio de la calle, donde comenzó a torear vehículos en su intento por atravesar la arteria.
Sin que los transeúntes pudieran hacer algo más que preocuparse, el sujeto se desplomó en la vía pública y estuvo a punto de ser arrollado por dos vehículos que pasaban.
Unos jóvenes se acercaron para auxiliarlo, mientras otros advertían a los guiadores sobre el cuerpo para evitar que lo atropellaran.
Durante un buen rato, el joven quedó “noqueado” a las puertas de la terminal Autoprogreso, hasta donde llegaron paramédicos y policías municipales, quienes lo examinaron y señalaron que presentaba intoxicación con paicotrópicos, es decir que estaba “empastillado”.
Un transeúnte dijo que lo conocía y que acudiría a avisarle a su hermano que se encontraba cerca, pero los agentes lo subieron a la cama de la camioneta 333 para llevarlo a resguardar al edificio de la PMM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here