hospitalesMérida, Yucatán a 27 diciembre 2014 (ACOM).- Esperanza y un poco de alegría llevaron nueve jóvenes a las personas que pasarán año nuevo en el hospital Juárez cuidando a sus familiares enfermos.
Alrededor de las 8:50 de la noche, cuando se reunió todo el grupo, hicieron oración y se dividieron por tríos con 20 sándwiches y 2 litros de té cada uno y un cuadrito de pay de queso y galletas Oreo.
Repartieron comida en la rampa de urgencias, en la entrada principal y a algunos de los que estaban adentro, haciendo un total de 60 personas, entre ellos 3 médicos internos que hacían su guardia.
“Aquí pasé navidad y pasaré año nuevo también porque está en cuidados intensivos mi hija”, indicó don Ramón quien dormía acostado en la parte de piedritas por la rampa antes de entregarle su sándwich.
Sin embargo no todos recibieron el gesto de buena manera, pues un señor con unas copas de más, se enojó y no aceptó la comida, “se van a morir todos, no quiero nada” replicó. Y una señora que regañó a su hija por aceptar “comida con mucha harina, bota ese sándwich” le indicó a la joven de aproximadamente 20 años, sentada junto a ella.
A las 21 horas con 40 minutos, los jóvenes terminaron su labor y antes de irse del hospital ubicado en la avenida Itzáes, agradecieron a Dios por la misión cumplida y estar presente en el recorrido y dijeron ponerse de acuerdo para otras actividades similares en un futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here