Los telespectadores recuerdan más fácilmente las primeras noticias de un informativo

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) analiza la capacidad de la audiencia de televisión para recordar y comprender información audiovisual. Los resultados revelan que los espectadores responden a estímulos como el orden de emisión de las noticias, las estructuras narrativas empleadas o el uso y abuso de imágenes de impacto.

Si al término de un informativo de televisión reflexionásemos acerca del número de noticias que somos capaces de recordar, probablemente solo mantendríamos frescas en la memoria un par de historias del día. Un experimento practicado en la Comunidad de Madrid entre sesenta voluntarios viene a confirmar la capacidad limitada de la audiencia para procesar información audiovisual, ya que en condiciones controladas los espectadores sólo pudieron recordar una  media de 6,6 noticias de un informativo de televisión de 25 minutos de duración.

La investigación, que forma parte de la tesis doctoral de Samia Benaissa, analiza los efectos del mensaje informativo en la comprensión y retención de información a corto plazo -entre 24 horas y 7 días- en función de distintos factores susceptibles de modificar el procesamiento del mensaje entre espectadores de distinto sexo, edad, formación y clase social.

La mayoría de cadenas de televisión generalista suelen abrir sus informativos con los acontecimientos más relevantes de la jornada. Y hacen bien, porque el orden de emisión de las piezas en un informativo influye en el recuerdo de información con preferencia sobre otros factores como el interés noticioso de los hechos periodísticos.

 (La audiencia recuerda con mayor facilidad las noticias emitidas durante el primer tercio de un informativo. El 80% de las noticias que aparecen en esta franja de tiempo son recordadas con eficacia frente a menos del 40% de las emitidas en el segundo tercio del informativo y al 25% de las incluidas al final. Es indudable que el nivel de concentración de los espectadores decae con el transcurso del tiempo.

La investigación se abordó teniendo en cuenta el grado de coordinación entre los códigos audiovisuales. Es decir, la forma más o menos estrecha en que el texto, las imágenes y los sonidos se relacionan para elaborar una noticia en el medio televisivo. Esta variable se analizó en piezas informativas construidas en función de distintas estructuras narrativas, formatos y tipos de imágenes, entre otras opciones.

Como regla general, las noticias resultan más fáciles de comprender y recordar cuanto mayor es el grado de conexión entre códigos audiovisuales. No obstante, se comprueba que existen casos en que el nivel de coordinación entre el audio y el video no influye de forma determinante en el procesamiento del mensaje audiovisual y que son otros factores como, por ejemplo, el uso de determinados formatos como el directo o el VTR (abreviatura de Video Tape Recorder o grabadora de vídeo) los que más favorecen la recuperación de información.

La forma de estructurar el relato en televisión también resulta relevante a la hora asimilar el mensaje. Los resultados demostraron que una narración cronológica de los hechos resulta más eficaz para mejorar el recuerdo y la comprensión de datos principales que la tradicional “pirámide invertida”, tanto en informaciones que coordinan las imágenes y los sonidos de forma estrecha como en las que no.

Por último, el estudio aborda la influencia que ejercen en el recuerdo y en la comprensión de información las imágenes de alto impacto emotivo. La investigación aporta datos respecto a la comprensión de información en noticias con imágenes impactantes, un aspecto todavía no abordado por trabajos anteriores.

En noticias con un grado estrecho de concordancia entre el audio y el video, los espectadores comprenden efectivamente datos narrados verbalmente antes y después de la emisión de las imágenes de impacto, pero no así durante su emisión. En relación al recuerdo, los mejores datos se registraron tras la emisión de las imágenes de impacto, por lo que los resultados podrían superar la conocida teoría de la doble codificación de Robinson y Levy (1986).

Este trabajo de investigación ha sido realizado en el marco de la primera tesis doctoral leída en España sobre la llamada redundancy que estudia la coordinación entre los códigos audiovisuales en los informativos de televisión. (Fuente: UCM)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here