ruido-2Mérida, Yuc., 28 diciembre 2014 (ACOM).- Pese a que el parque vehicular y las áreas urbanas se han multiplicado en los últimos años en Mérida, el ruido sigue manteniéndose en los niveles que marcan las normas mexicanas, aunque hay sitios específicos en los que predomina la contaminación auditiva.

Para el secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Eduardo Batllori Sampedro, las condiciones de ruido en la urbe son hasta cierto punto normales, aunque reconoció que diversos sectores si presentan decibeles altos.

“Hay áreas en el centro y en horas pico. Por ejemplo, en algunos tiendas le suben al volumen y ponen bocinas, están los paraderos, están las motos pasando y hay momentos en los que si los ruidos pueden ser bastante altos”, indicó.

El funcionario estatal explicó que las Normas Oficiales Mexicanas indican que el ruido en una ciudad debe estar por debajo de 50 decibeles, ya que encima de esto es considerado contaminación auditiva, algo que puede ser peligroso.

“El ruido es ciertamente un impacto que genera en el ser humano, procesos de estres y de agotamiento, nerviosismo y de mareo. Tiene una serie de impactos que hay que cuidar mucho por que va en contra de particularmente, salud, el oido fundamentalmente”, externó.

En el caso del municipio, existe un programa permanente de alto al ruido, en el que se han multado a más de 150 comercios que sobrepasan los niveles de ruido permitidos.

En Mérida, los establecimientos tienen permitido niveles de hasta 60 decibeles en el día y de 50, en la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here