Tutorial de Canto y Técnica Vocal 2

 Enero de 2012 14:48

En la primera parte de este tutorial, vimos los conceptos básicos y ejercicios para poder mejorar y adaptar la voz de forma correcta.

En esta segunda entrega del tutorial, aprenderemos más sobre la función vocal, y realizaremos varios ejercicios para ayudar a nuestra voz.

Tanto si eres profesional, como si quieres comenzar de cero, este tutorial te ayudará con varios ejercicios y nociones que todo cantante debe tener en cuenta.

 

Este turial se compone de dos partes.

 

 CAPÍTULO 3.- TIPS Y DUDAS INICIALES PARA LA FUNCIÓN VOCAL

Postura del cantante

La postura es muy importante para el cantante pues, además de tenernos que encontrar bien y descontraidos, tenemos también que observar algunos puntas importantes, tales como:

  • Pies paralelos a la altura de los hombros.
  • Brazos y hombros relajados.
  • Columna recta.

Observa también que, como utilizamos la respiración diafragmática, debemos dejar la región abdominal libre para que el diafragma funcione tranquilamente.

Seguir estos pasos no significa que debamos estar parados en esta posición para que tengamos un buen resultado. Además debemos sentirnos sueltos, relajados y, principalmente, sentirnos bien cuando estamos cantando pues cantar tiene que ser siempre placentero.

Podemos también cantar sentados observando la postura recta y dejando el diafragma libre para funcionar bien.

 

Movimiento de las cuerdas vocales

Las cuerdas vocales hacen un movimiento “abre-cierra”. Cuando estamos callados ellas están abiertas (momento de respiración) y cuando hablamos o cantamos se cierran (momento de fonación).

Desgraciadamente ellas no siempre hacen solamente estos movimientos pues también se chocan cuando son sometidas a abusos vocales como gritos, toses excesivas, utilizar tonos demasiado graves o agudos… además, practicar deportes hablando, competición sonora, etc… Estos choques pueden perjudicar demasiado a las cuerdas vocales.

 

¿Cuido bien mi voz?

  1.  ¿Percibes cómo al final de un día de trabajo tu voz está “tocada”?
  2.  ¿Cantas en diversos tonos?
  3. Cuando cantas, das clases o hablas en público se resaltan tus venas y/o músculos del cuello?
  4. ¿Sientes dolor a menudo en la región del cuello?
  5. ¿Después de cantar o hablar sientes dolor de cabeza?
  6. ¿Cuando cantas acompañando a un cd, por ejemplo, siempre sigues el tono del cantante?
  7. ¿Cantas frecuentemente?
  8. ¿Cantas o ensayas muchas horas seguidas?
  9. ¿Tienes resfriados frecuentes?

10.¿Fumas?

11.¿Carraspeas mucho?

12.¿Tienes alguna alergia de las vías respiratorias?

13.¿Tienes faringitis, amigdalitis o laringitis frecuentes?

14.¿Te automedicas cuando tienes problemas de voz?

15.¿Tienes problemas digestivos? (acidez, úlcera, reflujo gastresofágico)

 

 

OBSERVACIONES

Si marcaste más de 4 items estate atento y procura tomar alguna medida en el sentido de modificar tus hábitos.

Si marcaste más de 6 items debes ir a un especialista para que evalúe el estado de tus cuerdas vocales para evitar problemas mayores en el futuro.

 

¿Qué consecuencias pueden tener los abusos vocales?

Callos vocales, nódulos, pólipos y edemas.

¿Cuál es el primer paso que debo tomar para cuidar mi voz?

Lo primero de todo es consultar a un otorrinolaringólogo que es el médico que podrá detectar si hay o no alguna alteración del aparato fonador. A partir del diagnóstico hecho por el especialista, si es necesario, indicará el tratamiento para la corrección de tales alteraciones a cargo de otro especialista o foniatra, que hará la corrección de estos problemas a través de ejercicios.

¿Qué tipo de examen se hace para detectar alteraciones del aparato fonador?

Un primer e importantísimo examen, rápido e indoloro, es la laringoscopia que es el examen médico de las cuerdas vocales. A partir de este examen, si el médico lo juzga necesario, solicitará otros más específicos.

¿Estos cuidados son para los cantantes o para todos?

Las normas de cuidados para la voz deben ser seguidas por todos, particularmente por aquellos que utilizan mas su voz o que presentan tendencia a las alteraciones vocales. O sea, especialmente por los profesionales de la voz, profesores, actores, cantantes, locutores, presentadores, abogados, telefonistas, operadores de telemárketing, vendedores y oradores, entre otros. Estos profesionales están en riesgo de desarrollar un problema vocal debido al abuso o mal uso de la voz.
 

 CAPÍTULO 4.- CLASIFICACIÓN VOCAL

Este asunto es muy importante pues muchas veces pasa que no conseguimos alcanzar tonos muy agudos o muy graves sin saber que eso se da porque tenemos una clase vocal característica.

Existen 3 clases básicas para la voz masculina y para la voz femenina.

HOMBRES 

  • BAJO (Voz Grave) 
  • BARÍTONO (Voz Media)
  • TENOR (Voz Aguda) 

MUJERES 

  • CONTRALTO (Voz Grave)
  • MEDIO-SOPRANO o MEZZO-SOPRANO (Voz Media)
  • SOPRANO (Voz Aguda)

Para saber tu clasificación vocal tienes que ser avalado por un profesor de canto/técnica vocal que podrá, a través de ejercicios vocales (vocalizaciones) clasificar tu voz dentro de las tres categorías.

Casi siempre nos reflejamos en algún cantante o grupo del cual somos fans y tratamos de imitarlos sin saber que podemos agredir a nuestras cuerdas vocales intentando cantar en una extensión vocal que no es la nuestra.

Podemos cantar cualquier música que queramos siempre que esté en nuestro tono.

¿Qué significa que la música esté en mi tono?

Quiere decir que yo consigo cantarla sin esforzarme hasta que me duele la garganta o me falla la voz o me atasco. Eso pasa con mucha frecuencia por falta de información y orientación.

Muchas veces es difícil, principalmente para quienes no tocan ningún instrumento, identificar en que tono está la música que queremos cantar y, aún más, cuál es el tono confortable para mi.

Pues bien, aquí va una pista…

Escoge una música que te guste y canta (junto al cantante) observando algunos puntos:

  • No dejes que las venas de tu cuello resalten.
  • No te esfuerces hasta que enrojezcas.
  • No te esfuerces en imitar la voz del cantante. Canta a tu manera, con tu voz natural.
  • No te preocupes si estás desafinando. Sólo piensa en seguir la música de una forma confortable para ti.

Si al final compruebas que las venas de tu cuello no se incharon, no te enrojeciste, no te atrancaste ni te falló la voz en momento alguno…

¡ENHORABUENA!
ACABAS DE DESCUBRIR LO QUE ES CANTAR EN TU TONO.

Ahora sólo se trata de crear tu estilo de cantar. No debemos tener ídolos para reflejarnos en ellos. Debemos descubrir nuestro propio modo de cantar.

¡SE CREATIVO SIEMPRE!
 

 

 CAPÍTULO 5.- EJERCICIOS DE RELAJACIÓN

Haz estos ejercicios con ropa confortable y en un ambiente tranquilo.

Acostado

  • Acuéstate boca arriba, verifica que tu columna esté en contacto con el suelo.
  • Observa la oscilación natural de tu respiración expandiéndose y contrayéndose por medio del torax y abdomen. Permanece atento a los sonidos que emanan de este acto de respirar.
  • Simplemente observa las acciones de tu cuerpo. No las manipules, no las controles. Sólo respira y sé consciente de tu respiración.

De pie

  • De pie, con las piernas ligeramente abiertas, los pies en linea con los hombros.
  • Distribuye el peso de forma igualitaria entre los dos pies.
  • Imagínate sujetando un balón inchable debajo de cada axila y siente como los espacios respiratorios se abren. Esto te hará expandir los hombros y abrir las axilas. En consecuencia expandirás el volumen de tu torax para una respiración más profunda.
  • Tu cuello y cabeza deben estar estirados y libres.
  • Mantén esta posición por un minuto o algo más.
  • Disfruta de la extensión de tu columna dorsal, el espacio respiratorio extra y la sensación de equilibrio adecuado en un estado de calma y atención.

EJERCICIOS DINÁMICOS

Los ejercicios dinámicos combinan el movimiento con el control de la respiración.

Risa

¡Sonríe para el mundo! Mueve en círculos, vigorosamente, tus manos, brazos, piernas y pies (o sea, gira con los brazos extendidos mientras te ríes). Permítete algunos segundos de relajación entre cada rotación pero continúa sonriendo. Puedes hacerlo también sentado o acostado. Simplemente mueve vigorosamente tus extremidades, en círculos, mientras sonríes.
EQUILIBRIO

El equilibrio es importante, Trata de estipular un horario para el ejercicio de “comportamiento modal”: el andar, girar y el inclinarte con libros sobre la cabeza. Respira suave y conscientemente, en armonía con los movimientos de tu cuerpo. Esto mejora la coordinación de los músculos.

EJERCICIO DE RESPIRACIÓN COMPLETA

1.- Permanece con tus pies ligeramente separados, en linea con los hombros que apuntan hacia arriba. Los brazos y las manos sueltas a los lados del cuerpo. Concéntrate en tí mismo. Inspira por la nariz lo más lentamente posible y espira todo el aire también de forma lenta y silenciosa. Cuando te sientas vacío de aire tose y demuéstrate que aún posees reservas de aire escondidas. Intenta tocar el suelo con la punta de los dedos de las manos (flexiona las rodillas si te es necesario). Detén tu respiración por algunos segundos.

2.- Conforme respiras, silenciosamente, por la nariz, gradualmente retornas al estado erecto. Extiende los brazos como asas subiéndolas calmada y suavemente hasta equilibrarlas horizontalmente.

3.- Una vez completado el movimiento y la inspiración coloca las manos juntas encima de la cabeza (como si estuvieses haciendo una oración). Las manos juntas deben estar encima del tope de la cabeza. Conserva la inspiración.

4.- Cuando lo creas conveniente, silenciosamente, espira por la boca y baja los brazos lentamente. Rápidamente suelta el aire que sobró en un suspiro fuerte y permite que la parte superior del cuerpo caiga pesadamente inclinándose desde las caderas para adelante, dejando que la cabeza quede pendiendo hacia abajo. Conscientemente libera todo el aire “usado” que ya no precisas.

Relájate y repite el ejercicio desde el principio.
EJERCICIOS DE LIBERACIÓN DE LA VOZ

Algunas personas se sienten incapaces de liberar sus vocalizaciones. Ellas sienten su voz natural, de alguna forma, bloqueada, amarrada o suprimida. Intenta este ejercicio de liberación de la voz como parte de tu programa vocal.

Siéntate en cuclillas, dobla o curva tu cuerpo haciendo como un nudo o bolo tieso y compacto. Intenta condensarte en la menor masa posible. Inspira, detén tu respiración y “sitúa” imaginariamente los órganos vocalizadores en el centro de esa masa formada por tu cuerpo.

Con un último esfuerzo espira y desperézate o estírate rápida y vigorosamente. Suelta tu voz en un profundo “UGH” por medio del sonido más profundo que puedas encontrar. Maximiza y aprovecha el desperezamiento.

Descansa un minuto. Repite el ejercicio hasta diez veces. Cada vez interiorízate más y proyecta tu voz relajada más fuerte prolongando cada vez más el sonido. Observa que debes involucrar todo tu cuerpo en la vocalización, particularmente la pelvis y el diafragma.

Tu cuerpo produce todos los tipos de sonidos, desde aplaudir hasta batir los pies, rechinar los dientes y el digerir de los alimentos. Esos ruidos tienen, entretanto, importancia mínima comparados con tus vocalizaciones (sonidos producidos por las cuerdas vocales, en su caja de resonancia o laringe). Esto es porque la voz refleja la condición mental, emocional y física de la persona. Así como los sonidos ligan la personalidad de un individio con su unidad espiritual dentro de un todo, la voz liga las ondas o partículas energéticas a la energía del universo.

Este capítulo explica como la voz puede ser usada y controlada. Descubrir y relajar la voz beneficia a tu salud físico-mental y mejora tus estados emocionales. Te da confianza en tus habilidades comunicativas frente a la sociedad. La comprensión de la voz es una excelente disciplina de auto-concienciación y es vital para el arte de oir. Por medio de una cuidadosa atención aprenderás a comprender, a través de las voces de otros, los significados impronunciables que se esconden en las palabras.

En suma: aprende a usar tu voz y te sentirás mejor.

La vocalización se divide en tres procesos esenciales: fonación o producción del sonido, la resonancia (o amplitud armónica del sonido) y la articulación (o formato, el modelado y la salida de los sonidos vocálicos en formas lingüísticas conocidas como palabras).

Conforme realizas los ejercicios vocales estás trabajando las sensaciones físicas de la fonación, resonancia y articulación. Siéntelos como parte de ti. Y, por encima de todo, escúchalos. El retorno auditivo, a través de tus expresiones vocales, es una parte vital del proceso de vocalización. Acuérdate: es la persona, como un todo, la que habla y canta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here